Posted by
Doctor Ingeniero Industrial y experto en Lean Manufacturing

Hace un par semanas, en las correcciones que recibimos de una revista científica donde queríamos publicar el resultado parcial de un proyecto europeo, uno de los revisores internacionales empleó una contundente frase me hizo pensar: “The OEE is only a KPI”. No puedo estar más en desacuerdo.

Si pensara que el OEE es sólo un indicador, entonces no lo llevaría usando casi 20 años, ni lo explicaría más en mis cursos y me quedaría con el indicador de la productividad. Si se trata sólo de medir lo mal o bien que hacemos las cosas y hacer un gráfico con su evolución, ¿qué mejor que tener un indicador relacionado directamente con el resultado económico de la empresa?

6 grupos de pérdidas y 3 indicadores

Pero no es así, no lo inventó así Seiichi Nakajima. Al clasificar las posibles pérdidas de un equipo en 6 grupos y éstos a su vez en 3 indicadores y, al hacerlo de forma clara y contundente, tenemos las claves para saber qué debemos hacer para mejorar la efectividad del equipo. ¿Es esto sólo un indicador?

Cuando vamos al médico nos dicen: “tienes el colesterol alto, tienes que cuidarte”… Y entonces, nos recomiendan el espectro general de medidas que debemos llevar a cabo para reducirlo. Vamos, que nos ponen a régimen total y quieren convertirnos en atletas de élite. Así, seguro que consiguen que baje, pero a coste de un “alto precio”. Pero ¿y si fueran capaces de clasificar las causas de ese colesterol alto en 6 tipos, midieran 3 tipos de colesterol malo y nos dijeran: “tienes alto el colesterol 1, que proviene de estas dos causas y con hacer sólo A y reducir el consumo de B se resuelve”. Evidentemente nos iríamos más contentos de la consulta y conseguiríamos el objetivo más fácilmente.

El OEE como metodología de trabajo

Pues para mí eso es el OEE, un indicador que se emplea en un equipo industrial para que podamos priorizar las mejoras que tendrán un mayor impacto positivo en su desempeño. Y claro, como consecuencia mejorará la productividad, la seguridad, se reducirá el impacto ambiental, etc.

Sin embargo, parece que la idea de que es sólo un KPI está más extendida de lo que parece. Y debemos ponerle remedio. Creo que formarse en lo que es el OEE, saber para qué sirve, dominar cómo se calcula de forma correcta, aprender a compartirlo con los trabajadores para mejorar entre todos… es una obligación. Acudir a las fuentes, a los expertos y a las empresas que centran su producto en este indicador es la garantía de una buena formación.

Hoy en día, los avances tecnológicos, como los derivados de la industria 4.0, facilitan la obtención de los datos, su procesamiento y la forma de compartirlo, pero la esencia del OEE se mantiene desde su creación, allá por 1970.

Iniciativas como la que pone en marcha Sistemas OEE, con este blog y la batería de cursos que ha empezado a ofrecer, ayudarán, sin duda, a difundir la idea de que el OEE es mucho más que un indicador.

CURSO ONLINE · Introducción al cálculo del OEE por 449€ 199€

Aprovecha la promo 'BACK TO FACTORY'🏭🔙 y conviértete en todo un experto en mejora de productividad industrial, gracias a nuestro curso online 'Introducción al Cálculo del OEE'.

PROMO BACK TO FACTORY 🏭🔙